Nuestra causa

La censura rusa lo prohíbe todo : artículos de prensa, imágenes, vídeos, películas, libros, carteles y folletos – por constituir “extremismo”, “provocar hostilidad”, “llamar al separatismo”, “insultar a los representantes de las autoridades”, “ofender los sentimientos de los creyentes”, “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales”, “propaganda del suicidio”, etc.
Si la gente publica materiales inoportunos, se les somete a interrogatorios, se les multa, se les detiene, sus sitios web son bloqueados. Se castiga a los usuarios de las redes sociales por publicar comentarios y por difundir publicaciones. He aquí algunos ejemplos:

MATERIAL

 

e-mail: [email protected]